Es una terapia que actúa como una ducha durante 45 minutos asegurando la distribución del agua tibia en el colon, a una determinada presión y con una cánula pequeña especial y descartable.

¿En Qué consiste?

Con el agua tibia y masajes especializados, se recorre completamente el colon, permitiendo así remover los excrementos bloqueados, los desechos y los residuos tóxicos incrustados. La hidroterapia del colon es una práctica segura, rápida, sencilla y no dolorosa para el paciente.

La hidroterapia de colon es un relajante y efectivo proceso restaurativo. El proceso de limpieza remueve: materia putrefacta, incrustaciones, flatulencia o material infeccioso y fomenta el buen funcionamiento del colon para mantenerlo saludable.

Mejora la hidratación de paciente y el agua que es absorbida durante el tratamiento, limpia el tejido a nivel celular, mejora la eliminación de toxinas a través del hígado, riñones, piel, sistema linfático y el mismo colon.

Desde la primera aplicación brinda al paciente una sensación de bienestar y ligereza orgánica. Es un procedimiento desintoxicante del organismo. El cuerpo continúa limpiándose aun después de terminar las terapias. Es recomendable mejorar los hábitos alimenticios con una dieta sana.

Es realizada por terapeutas altamente entrenados por Instructores Norte Americanos y respaldada por un Médico Gastroenterólogo.

Beneficios
  • Restablece la peristaltismo intestinal, especialmente en aquellos con colon hipotónico.
  • Elimina parásitos.
  • Disuelve adherencias provocadas por procesos inflamatorios crónicos.
  • Elimina grasas.
  • Eliminación de cuerpos extraños ingeridos por error y alimentos no digeridos.
  • Mayor resistencia a la fatiga.
  • Mejora del depósito de calcio en los huesos y articulaciones.
  • Mejora del estado anímico y del sueño.
  • No se introducen químicos al cuerpo.
Indicaciones
  • Problemas intestinales: Estreñimiento, parásitos y candidiasis.
  • Problemas digestivos: Flatulencias (gases) y digestiones lentas.
  • Problemas de piel: Acné, eczema y dermatosis.
  • Problemas articulares: Artritis, fibromialgia y gota.
  • Problemas metabólicos: Retención de líquidos, celulitis y obesidad.
  • Otras afecciones como: Migrañas, insonmio, estrés, depresión, enfermedades degenerativas, defensas bajas, várices, rinitis y alergias en general.
¿Como nos Ayuda La Hidroterapia de Colon?

Cuando estamos intoxicados, las toxinas recorren todo el cuerpo y cuando éstas no son eliminadas a través del colon las “reenviamos” al hígado, riñones, pulmones, páncreas, estómago y piel. El colon, es un órgano reflejo, es decir, tiene conexiones eléctricas con todas las partes del cuerpo. Cuando las toxinas están acumuladas por un largo período en el colon, rompemos la cadena, con lo que las funciones del cuerpo comienzan a trabajar lentamente.

La Hidroterapia de Colon y Los Diagnósticos Por Imágenes
  • Facilita la precisión en el diagnóstico en la Preparación para una Sigmoidoscopía o Colonoscopia del colon
  • Como segundo tratamiento después del enema de bario puede minimizar las molestias que producen al paciente el residuo quedado. Este método podría eliminar el problema de los residuos opacos que deja la película contrastante. Disminuye también la necesidad de repetir los estudios lo que minimiza la exposición del paciente a la radiación.
Síntomas Cuando Un Colon Está Lleno de Toxinas

Lengua seca, mal aliento, sobrepeso, mal olor corporal, estreñimiento, ojeras, pies y manos frías, uñas y cabellos débiles, celulitis, varices, tensión alta, fatigas, alergias, indigestión, dolores de cabeza crónicos, nervios, nauseas, depresiones, asma, dolores lumbares, acné, dolores menstruales.

Cuando limpiamos el colon, retornamos las funciones normales de nuestros órganos al cuerpo.

Con La Hidroterapia de Colon Buscamos
  • Ablandar y remover la materia fecal de las paredes del colon.
  • Disminuir la concentración de bacterias y toxinas en el intestino grueso.
  • Estimular los movimientos peristálticos.
Desintoxicación

El colon es un órgano reflejo que tiene conexiones con todas las partes del cuerpo. Las toxinas acumuladas en éste por un largo período hacen que las funciones del cuerpo empiecen a trabajar lentamente al no ser eliminadas por este conducto y las “reenviamos” al hígado, riñones, pulmones, páncreas, estómago y piel.